Assassin’s Creed III | Primer DEMO visto por Vandal

Este informe lo realizo la pagina de videojuegos Vandal. Ellos tuvieron el privilegio de poder asistir a una reunión con Ubisoft y vivenciar este Demo, aquí les describen como es. Todo los derechos reservados para Vandal en la redaccion y vivencia de  esta experiencia.

La demo

La demostración no era muy larga, puede que unos diez minutos, pero sí muy intensa, enseñando distintas situaciones y localizaciones, y nos sirvió para hacernos una perfecta idea de lo que ofrecerá Assassin’s Creed III. Empezaba en el invierno de 1774, con Connor andando por un bosque. Es aquí cuando vemos por primera vez cómo afecta la nieve a la jugabilidad, que llega casi hasta la altura de la cintura, dificultando mucho el caminar. La nieve se deforma de manera muy convincente, como hemos visto en distintas situaciones, y se ha hecho un excelente trabajo de físicas, también en forma de copos o polvo arrastrado por el viento.

Al poco de comenzar nos encontramos un cadáver en el suelo, al que al darle la vuelta descubrimos que le falta medio pecho, que ha sido arrancado. Junto en ese momento, un enorme oso con actitud hostil aparece por nuestra espalda, se levanta sobre dos de sus patas, y en ese momento le clavamos la hoja oculta en el estómago, acabando con su vida. Acto seguido vemos cómo es laescalada entre los árboles, ya que al haber cientos de ramas y troncos, nos podemos mover de manera muy rápida por el bosque, por una enorme cantidad de caminos. La recreación de la complejidad de un bosque es muy convincente, sin verse de manera obvia las distintas rutas y caminos, y es un placer ver cómo el protagonista se encarama a cualquier árbol sin ningún problema, saltando de rama en rama.

Las animaciones son nuevas, excelentes, e incluye algún pequeño detalle muy destacable como la forma de apoyar las manos entre dos troncos, lo que nos recuerda a Uncharted, y la manera en la que Drake apoya sus manos sobre cualquier superficie cuando nos acercamos lo suficiente. Encaramado a un enorme árbol, incluso en una pose un poco chulesca recostado sobre el tronco, Connor puede ver una enorme extensión de terreno frente a sus ojos, inmensa, que tiene que ser una pasada explorar. Desde esta posición escucha a un pelotón de soldados ingleses avanzar por un camino, no tanto por el ruido de sus pisadas y su marcha, sino porque van tocando música. El final del convoy lo cierra un carro con paja, lo que aprovecha Connor para tirarse y esconderse en él, terminando esta parte de la demo.

Pasamos al verano de 1775, en la ciudad de Boston, concretamente en su puerto. Una de las novedades de esta entrega es el motor gráfico, una versión muy mejorada del Anvil, el motor con el que se estrenó la saga. Entre sus diversas novedades, una de ellas es la posibilidad de mostrar a cientos de personajes en pantalla, algo que la verdad la primera vez que lo oímos nos costó creer. Pero es sorprendente cuando ves el puerto de Boston rebosante de vida, con decenas de personajes moviéndose por todas partes, trabajando, yendo de un lado para otro, de todos los tamaños y edades, incluso con animales de por medio como perros. Carpinteros y herreros en sus labores, gente portando cubos de agua, pescando, y vemos cómo una mujer que lleva una caja con manzanas se le cae al suelo, momento que aprovecha un tipo para coger una y salir corriendo –le hubiéramos dado caza en caso de estar jugando nosotros…-.

Una ambientación fantástica, como nos tienen acostumbrados en la saga, que además supone un soplo de aire fresco al abandonar Europa. Connor va paseando por el lugar, con gente que le quiere vender cosas, otros que le saludan por pura cortesía, hasta que se topa con un grupo de soldados, que le reconocen iniciándose una persecución. El escenario está lleno de puestos, carros, cajas de todo tipo, y lo aprovecha muy bien para saltar apoyándose en todo estos objetos, pareciéndonos más ágil que Ezio y Altaïr. En mitad de la persecución, una mujer abre la ventana de su casa, como en un segundo piso, y esto lo aprovecha para meterse dentro, atravesar un cuarto y salir por otra ventana, dando esquinazo a sus perseguidores, un momento fantástico.

La arquitectura colonial, los trajes y ropas de los ciudadanos y los soldados, así como el buen tratamiento de la iluminación, todo luce sobresaliente. Es cierto que no tenemos tantos edificios altos como en otras entregas, pero los hay, y la escalada no solo se limitará a grandes iglesias o edificios emblemáticos, ahora tendremos cientos de enormes árboles y montañas para subir por ellos. La siguiente escena nos devolvía a la naturaleza, antes de comenzar una batalla. Aquí vemos a decenas de soldados preparándose, siendo arengados por un sargento que parece conocer a Connor, con el que entabla una conversación. Este momento sirve para comprobar el avance en las expresiones faciales, muy mejoradas respecto a anteriores entregas de la saga, y hasta el puro que se está fumando ese sargento está hecho con mucho detalle.

Empieza la batalla, y es cuando no podemos creer lo que estamos viendo. Cientos de soldados combatiendo, divididos en pequeñas formaciones, que avanzan a paso lento y rítmico, disparando sus fusiles que dejan una nube de humo blanco. Una escena impresionante visualmente, con explosiones de cañones, soldados volando por los aires, el ensordecedor ruido de cientos de fusiles disparos a la verdad, puro espectáculo. Unas animaciones geniales, de los soldados cargando sus armas casi a la vez, en formación, y mientras Connor internándose en el campo de batalla con un propósito. También vemos una animación nueva, que sirve para deslizarse por debajo del tronco de un árbol.

Alejándose del fragor de la batalla, Connor empieza a rodear el escenario por un bosque cercano, saltando entre las ramas de los árboles. Desde lo alto, divisa a tiempo un grupo de soldados ingleses, que no se percatan de su presencia, y vemos en acción una nuevo arma, una cuerda-flecha que lanza en el pecho de un enemigo, se la clava y se tira del árbol, haciendo una especie de polea con el enemigo, que se queda muerto colgado de la rama, al alcanzar nuestro protagonista el suelo. Al siguiente soldado le agarra por la espalda, justo a tiempo cuando sus compañeros disparan, impactando las balas en el pobre enemigo. Del resto del pelotón se encarga con un par de hachas, de manera espectacular, aunque nos damos cuenta que los soldados no se quedan mirándonos como en otros juegos de la serie, y son más agresivos y activos durante los combates.

Tras haber terminado la faena, Connor escala una pared de roca, y vemos cómo los caminos para subir en ella no son nada obvios. Está llena de grietas y zonas en relieve, y tenemos una gran libertad para escalarla, sin dos o tres caminos que sean los que los programadores han pensado previamente. Una vez hemos subido, nos encontramos justo en el campamento enemigo, con un general del ejército inglés montado a caballo. Corremos hacia él, acabamos de un hachazo con un par de soldados, y de un enorme salto Connor se lanza empuñado el tomahawk hacia la yugular del general, momento en el que se acaba la demo.

Inmejorable aspecto

No puede prometer más la nueva entrega de Assassin’s Creed, con todos los ingredientes que acostumbra llevar la saga mejorados hasta el extremo, con interesantes novedades y un cambio de ambientación radical, que le den una aire fresco. Un nuevo héroe, una nueva era, un salto de continente y un contexto histórico con los suficientes alicientes para contar una historia más que interesante. Su aspecto gráfico es fantástico, su tamaño parece descomunal, en todos los sentidos, y en el momento de su lanzamiento estaremos hablando de casi tres años de desarrollo, lo que se nota muchísimo. Los dos últimas aventuras de la saga han estado realmente bien, pero necesitábamos este salto de gigante, un verdadero cambio, la auténtica tercera entrega, y Assassin’s Creed III parece que será eso y mucho más. Quedan todavía para poder disfrutarlo meses de noticias, vídeos, avances e impresiones, pero pondríamos ahora mismo la mano en el fuego a que estamos ante uno de los juegos del año. Será el 31 de octubre en PlayStation 3, Xbox 360 y PC, y también en la nueva consola de Nintendo, Wii U, cuando lo descubramos.

2 pensamientos en “Assassin’s Creed III | Primer DEMO visto por Vandal

  1. Pingback: Assassin’s Creed III | Entrevista a Guionista Jefe | Assassin's Creed Chile

¡ Danos tu opinión !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s